CONDUCCION DEL AGUA PARA AGRICULTURA ATACAMEÑA

Publicado el 25/07/2014

Una inversión de más de 50 millones de pesos con quienes trabajan por extraer de la tierra sus productos conservando sus tradiciones

Deslizamiento de materiales, piedras, barro y embancamientos son los problemas que todos los veranos tenían los agricultores de Santiago de Río Grande con las tormentas y lluvias altiplánicas del período estival. Una situación que empeora la calidad de las aguas y corta su conducción, trayendo consigo la pérdida del riego de los cultivos que permiten el desarrollo agrícola de una de las zonas que se dedica por completo a la agricultura en la región de Antofagasta.

En un diálogo permanente con la comunidad y atendiendo a esta situación es que INDAP acogió la demanda de los agricultores, mejorando los canales matrices en 22 puntos a más de 4000 m.s.n.m. Se trata de tubería HDPE de 375 mm de diámetro revestida en mampostería en piedra, conservando la construcción ancestral del pueblo atacameño, evitando el histórico problema que venían arrastrando cada verano, afectando directamente sus bolsillos y calidad de vida.

La presidenta de la Comunidad Atacameña de Santiago de Río Grande, Juana Anza González, contenta y orgullosa valoró este hecho diciendo que “la fortaleza que tenemos es la cultura y la tradición y eso creo que nunca lo vamos a perder y lo vamos a mantener siempre”. Una construcción de 256 metros lineales que perfeccionará el riego de cultivos de ajos y habas que se comercializan desde Arica a Copiapó, como también la alfalfa para la ganadería camélida existente en el lugar.

La directora de INDAP Región de Antofagasta. Jannette Araya Villarroel, manifestó que “es un orgullo trabajar con una comunidad muy apegada a sus tradiciones que hemos encontrado la fórmula para trabajar”. La autoridad del agro regional agregó que ésta “se basa en la cercanía para poder conjugar lo que es intervenir como institución, incorporando algunas tecnologías, manteniendo sus tradiciones”.

El seremi de Agricultura de la Región de Antofagasta, Jaime Pinto Flores, relevó el trabajo de INDAP, destacando que “nos tiene muy contentos una forma distinta de trabajar con dialogo constante con la comunidad”. Es así que añadió que con esto los servicios “se van interiorizando de las necesidades y proyectos que surgen desde la comunidad para combatir la desigualdad existente en la agricultura regional a través de estas acciones”.