CALETA PESCADORES, ANTOFAGASTA

Publicado el 29/09/2014

La etapa de pre-factibilidad de la iniciativa fue aprobada por el Consejo Regional por un monto de 104 millones de pesos.

Mejorar las condiciones de trabajo de los pescadores artesanales de la Caleta Antofagasta, en cuanto a seguridad, operación e higiene en que se desarrolla esta actividad, es el principal objetivo del proyecto “Reposición de Caleta de Pescadores”, que desarrollará el Ministerio de Obras Públicas a través de la Dirección Regional de Obras Portuarias.

La iniciativa, que forma parte del convenio de programación vigente  “Mejoramiento Borde Costero, Mejoramiento Infraestructura Pesquera Artesanal y Borde Río de la Región de Antofagasta”, se encuentra en su etapa de pre-factibilidad y diseño, cuya inversión fue aprobada por el CORE por un total de 104.500 millones de pesos.

 “Como Ministerio de Obras Públicas, creemos que es fundamental mejorar las condiciones laborales de los pescadores artesanales con obras de infraestructura, no sólo en Antofagasta, sino a lo largo del litoral de nuestra región. Asimismo, este proyecto considera la coherencia con la identidad e imagen del entorno y fortalecer el turismo en la zona”, expresó el seremi de Obras Públicas, César Benítez.

La pre-factibilidad y diseño del proyecto consiste en un estudio técnico, económico, social, ambiental, territorial, legal, participativo y de género con término de diseño a nivel de detalle, que permita lograr las mejoras necesarias en la Caleta Pesquera de Antofagasta.

La licitación del estudio se llevará a cabo en octubre de este año para comenzar a ejecutar el diseño el primer trimestre del año 2015.

Tocopilla

De igual manera, el MOP retomará el proyecto de Conservación del Muelle de Pescadores de Tocopilla,  inconcluso del año 2013, que se encuentra en etapa de licitación por un monto estimado de 160 millones de pesos.

La caleta de Tocopilla se encuentra en deplorable estado debido a la paralización de la obra, teniendo como consecuencia el retiro del sistema de arrostramiento de los pilotes, desarme de chaza, postes de iluminación, entre otras deficiencia, afectando la seguridad de los usuarios.

“Una vez adjudicado el proyecto, solicitamos intervenir a la brevedad, ya que en las actuales condiciones operativas, las instalaciones no prestan los servicios apropiados, presentando molestias y riesgos de accidentes, como es el caso del desarme de la chaza poniente, el retiro de riostras y del sistema de defensas del muelle, urgencias que deben ser atendidas para evitar daños mayores”, precisó Benítez.

El proyecto considera un plazo de 7 meses para su ejecución, una vez adjudicado en septiembre próximo, y considera finalizar todas las partidas que quedaron inconclusas de conservación.