Más de un centenar de docentes participaron de Jornada de Educación Física Escolar 2014

Publicado el 06/11/2014

 

* Actividad se enfocó en la promoción de ambientes inclusivos, reconociendo las bases curriculares como un eje articulador y orientador de las acciones que se generen al interior del establecimiento educacional

“Quiero destacar el compromiso de los docentes con su propia capacitación e instruirse en las nuevas bases curriculares”, así se refirió el seremi de Educación, Juan Carlos Vega Torres, a la destacada convocaría registrada en la Jornada de Educación Física Escolar 2014, la que contó con la asistencia de más de 120 profesores provenientes de las nueve comunas de la Región de Antofagasta.

En esta actividad, desarrollada en los salones del Hotel Antofagasta, los docentes siguieron con atención las exposiciones de Karina Arboleda, de la Unidad de Educación Física del MINEDUC; Nicolás Lemus, de la Unidad de Currículum y Evaluación del MINEDUC; Cecilia La Rivera, de la Unidad de Transversalidad del MINEDUC; y de Carol Pereira, del Instituto Nacional del Deporte (IND).

En la jornada, los expositores se refirieron a temáticas tales como “Actividad Física Escolar”, “Currículum de Educación Física” y “Corporalidad y Movimiento”.

Para el titular de la cartera de Educación, la educación física y salud es una asignatura indispensable para la formación de los y las estudiantes, ya que incluye los aprendizajes necesarios para que puedan desenvolver como personas físicamente activas, responsables, reflexivas y críticas en los múltiples ámbitos de la vida.

Agregó que la asignatura está orientada a que los hábitos de la vida, sean saludables, apuntando a una actividad física regular y que se transformen en el centro de ésta. “En este sentido, es fundamental  que  la asignatura sea un excelente medio de socialización que permita incrementar la independencia y la responsabilidad del estudiante”, acotó.

Recalcó que se hace necesario que el docente promueva un ambiente inclusivo. Por tanto, el  reconocer las bases curriculares como un eje articulador y orientador de las acciones que se generen al interior del establecimiento educacional respecto a la actividad física y salud, permite lograr lo anteriormente indicado. Así como también el programa de corporalidad y movimiento que busca contribuir al desarrollo de prácticas educativas orientada al aprendizaje a través del conocimiento del cuerpo y su motricidad.

Reiteró su satisfacción por la activa participación de los profesores, puesto que no solamente ellos se ven beneficiados con esta capacitación, sino que también apunta a brindar una mejor calidad orientada hacia los estudiantes.