Gobierno Regional y su compromiso por asegurar la inocuidad alimentaria local

Publicado el 14/11/2014

Estrategia regional apunta a incentivar y apoyar proyectos agrícolas que contribuyan a asegurar la cadena alimenticia local con productos inocuos, de calidad y libres de contaminantes.

 

La presencia de boro y arsénico en los ríos y aguas subterráneas de la Región de Antofagasta, desde hace años ha sido motivo de preocupación para el ministerio de Agricultura, acentuándose el compromiso de mejorar la calidad de vida de los chilenos en la actual administración de la Presidenta Michelle Bachellet, quien en su programa de gobierno plasmó la necesidad de incentivar y potenciar a la pequeña agricultura familiar campesina, cuyos productores son los encargados de la  producción de hortalizas para el consumo nacional.

 

Dicho compromiso presidencial es asumido en Antofagasta por el Gobierno Regional, el cual se ha propuesto consolidar al proyecto hidropónico de Altos La Portada donde más de 140 agricultores cultivan distintos tipos de hortalizas, y que a futuro permitirá asegurar la cadena alimenticia local a través de una producción limpia, la cual hoy se encuentra libre de boro y arsénico.

 

En ese sentido, son la seremía de Agricultura y los servicios del Agro los entes estatales que están apoyando directamente dicha iniciativa que comenzó a sementar sus bases en la antigua administración de la Presidenta Bachellet, y hoy bajo su nueva gestión los agricultores y agricultoras de la Asociación de Altos La Portada (Asgralpa) son los pioneros en el país en regar sus cultivos con agua de mar desalada, permitiendo que lleguen a los hogares antofagastinos productos frescos y libres de contaminantes.

 

Asimismo, en esta línea el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en su compromiso por desarrollar un integral sistema nacional de inocuidad alimentaria, periódicamente está capacitando y asesorando a los agricultores antofagastinos en el uso de pesticidas y plaguicidas que promuevan una cultura de producción inocua y de calidad.

 

Otro de los servicios dependiente del ministerio de Agricultura que en la región está contribuyendo a la producción limpia es la Comisión Nacional de Riego (CNR), entidad que a través de la bonificación de obras de riego y drenaje busca recuperar y mejorar la calidad de las aguas a fin de evitar la concentración de elementos pesados en los productos hortícolas y disponer de un recurso hídrico óptimo para uso agrícola, cumpliendo con la Norma Oficial Chilena de Riego 1333.

 

En los últimos meses más de 140 millones de pesos se han invertido en el concurso CNR “Calidad de Aguas, Nacional” de la Ley Nº 18.450 de Fomento a la Inversión Privada en Obras de Riego y Drenaje, cuyo objetivo es incorporar tecnología que permita mejorar la calidad de las aguas, y que a la fecha ya ha beneficiado a dos familias loínas y a la Comunidad Indígena de Socaire, quienes fueron beneficiados con plantas de tratamiento de agua para abatir el boro y otros elementos.

 

Bajo esta nueva administración, además, la CNR fortaleció su política de descentralización potenciando un trabajo territorial en cada región del país a fin de hacer un levantamiento de la demanda local generada por los mismos agricultores y regantes de toda la región, quienes en más de una oportunidad han manifestado la necesidad de mejorar la calidad de las aguas destinadas a riego.

 

El secretario regional ministerial de Agricultura, Jaime Pinto, explicó que “como Gobierno Regional hemos desarrollado un programa que considera el crecimiento económico de la actividad agrícola, el cual está orientado a promover y fortalecer al sector netamente alimentario. Pondremos especial énfasis en la autonomía agroalimentaria, cuyo objetivo principal es que nosotros como región seamos capaces de producir alimentos que cubran las necesidades de la Región de Antofagasta. Para ello nos centraremos en desarrollar proyectos que nos permitan autoabastecimiento y además considerar en éstos fuertemente la inocuidad alimentaria para que los productos lleguen a las mesas de los hogares de la región libre de algún tipo de contaminación ambiental”.