Sernam y SAG destacan trabajo con comunidades indígenas y rurales

Publicado el 01/12/2014

* Sernam y la Gobernación de El Loa son las entidades articuladoras de las nuevas demandas de parte de las comunidades locales. SAG también se reunió con residentes de San Pedro de Atacama

El cumplirse doce años desde su creación, sesionó la tercera Mesa de la Mujer Rural e Indígena en la misma localidad donde nació: San Pedro de Atacama, lugar en donde organismos públicos y privados delinearon lo que marcará la agenda de trabajo el próximo año.

La directora del Servicio Nacional de la Mujer, Marianne San Francisco Cerezo, afirmó que “se nos viene un trabajo fuerte de la mano con la ciudadanía; es por ello que el trabajo que pueda resultar por medio de esta Mesa será determinante para seguir avanzando en cuanto a difusión de derechos y traspaso de nuevas necesidades de parte de las comunidades a fin de propender al pleno desarrollo de las mujeres del país que son tan diversas y que en este caso nos corresponde atender de manera preferencial a las rurales e indígenas porque constituyen un segmento de alta vulnerabilidad social”.

Algunas de estas nuevas necesidades ya fueron sistematizadas por medio de un documento que será incorporada a la Agenda Regional de Género, demandas que provinieron de comunidades pertenecientes a sectores como Alto El Loa, Atacama La Grande, Ollagüe y Quillagüa.

En base a este trabajo continuo entre el sector público y del ámbito andino se logró detectar nuevas necesidades vinculadas con la capacitación en género, la regularización del uso de la hoja de coca para ceremonias y rituales propias de las culturas originarias de esta zona, tratamiento de los títulos de dominio de tierras que son trabajadas por las propias mujeres, mejoramiento de los espacios de comercialización de productos artesanales y agrícolas que tengan como destino a Calama y Antofagasta, orientación en cuanto a postulación de fondos concursables, y nivelación de estudios de enseñanza básica y media, entre otros temas.

Así también asistieron representantes de Gobierno para traspasar información actualizada en temas como las área silvestres que están protegidas por el Estado, cuya exposición estuvo a cargo de profesionales de la Conaf; controles fronterizos, de parte de personal del SAG; y legitimación  de las comunidades originarias ante el Tribunal Electoral, por parte de la Conadi.

La Mesa acordó para el primer trimestre del próximo año tener elaborados sus propios estatutos, y asimismo ampliar la convocatoria a mujeres de otras organizaciones que estén vinculadas directamente al quehacer rural e indígena. Para el próximo año también será definido un directorio de esta Mesa, a fin de agilizar el trabajo entre los organismos de Gobierno y las comunidades.

Junto a la directora asistieron de igual forma el gobernador de El Loa, Claudio Lagos Gutiérrez, la directora de Fundación Prodemu, Leslie Rojas, y la alcaldesa de San Pedro de Atacama, Sandra Berna Martínez, autoridad que estuvo presente además en la creación de esta mesa hace doce años.

Las representantes de las comunidades allí presentes provinieron de localidades como Toconce, Lavanda, Catarpe, Río Grande, Séquitor, Camar, Quítor, Talabre, Lasana, Solor, Larache, Quillagüa, Likanantai, Chiu Chiu, Toconce y San Pedro de Atacama.

MESA CON EL SAG

Conocer las normativas fitosanitarias del país era una necesidad para las mujeres que componen la Mesa Rural de la comuna de San Pedro de Atacama, sobre todo para aquellas que tienen familiares en países  vecinos  y que necesitan saber con claridad qué productos pueden ingresar a Chile.

Por este motivo, el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG,  de la región de Antofagasta ofreció una charla educativa dirigida a las integrantes de esta mesa.

La actividad, se llevó a cabo en la sede comunitaria de la comunidad indígena de San Pedro de Atacama,  ocasión en la que los funcionarios manifestaron  la importancia que cumple el SAG en la protección del patrimonio fitosanitario del país, además de explicar sobre la importancia que cumplen los nueve controles fronterizos con los que cuenta la región y los distintos productos que son o no atingentes al SAG.

Una de las principales consultas de las usuarias fue respecto al ingreso de algunos productos de origen boliviano como la  hoja de coca y  la quínoa, ambos regulados por el SAG, ya que en el caso de la quínoa, esta debe estar tostada y su ingreso en estado crudo se encuentra prohibido, mientras que la hoja de coca puede ingresar siempre y cuando al ser revisada no presente alguna plaga o enfermedad y previa autorización de PDI.

Al respecto, la directora regional del SAG, Angélica Vivallo señaló que “estamos muy contentos de poder participar de este tipo de actividades, que por un lado, nos permiten dar a conocer nuestra misión y por otro, responder las inquietudes que tienen nuestros usuarios en las distintas localidades que visitamos”.