Certifican a 28 monitoras para prevenir la violencia por razones de género

Publicado el 02/12/2014

* El Centro de la Mujer de Calama ha recibido 228 usuarias este año, algunas de las cuales y en forma voluntaria participaron de un taller que las califica como monitoras para atender a otras mujeres que, como ellas, fueron víctimas de violencia.

Veintiocho mujeres que padecieron el flagelo de la violencia en el contexto de la relación de pareja, y que egresaron del Centro de la Mujer de Calama, recibieron sus certificados tras participar en el taller de “Formación de monitoras en la prevención de la violencia”, que las capacita para detectar y atender oportunamente casos similares de mujeres agredidas.

Este taller fue impartido por profesionales de dicho Centro, que pertenece al Servicio Nacional de la Mujer -Sernam- y es administrado por la Municipalidad de Calama, en dos meses y seis sesiones con el propósito de saber atender debidamente a una mujer víctima de violencia, conocer las nociones de la teoría de Género y los aspectos legales de la Ley 20.066 que tipifica la violencia como un delito, entre otras materias.

“Una mujer que sufre violencia, que se atreve a denunciar, ingresar a un Centro, mejorar su autoestima y hacerse partícipe del proceso que conlleva saberse una persona dotada de derechos y deberes se convierte en un apoyo ideal a otras mujeres que pasan por una situación similar a las que tuvieron ellas, pero por sobretodo son un ejemplo valioso con su fuerza de voluntad y valentía para salir adelante”, afirmó la coordinadora del Centro de la Mujer de Calama, Jenny Carrasco Cornejo.

La directora del Sernam, Marianne San Francisco Cerezo, agregó que esta actividad se enmarca en la campaña de sensibilización “Mujeres, es nuestro derecho a vivir sin violencia” y que junto a ello “es importante señalar que el control  de un hecho de violencia que sufre una mujer por parte de un hombre no es sólo tarea de Sernam, porque para que nuestra tarea sea efectiva es necesario el trabajo de los organismos policiales, de justicia, de los medios de comunicación y la sociedad en general; desde ese punto de vista actividades de este tipo nos permiten aunar el interés de otras personas que quieren acabar con estos abusos”.

De las 28 certificadas, veinte corresponden a mujeres que ingresaron este año al Centro de la Mujer de Calama y otras ocho lo hicieron el año pasado. Todas egresaron este año para que de forma voluntaria formaran parte del grupo de monitoras, cuyo certificado les entrega además la posibilidad de postular a cargos relacionados con la reparación y educación a víctimas de violencia en un Centro de la Mujer o Casa de Acogida de Sernam.

Una de las certificadas, Yerti Rojo Torres, afirmó que cuando regresó al Centro por segunda vez, porque en la primera no terminó el proceso de reparación, “aprendí a reconstruirme, a perdonar y olvidar. Conocí a más mujeres maravillosas con historias distintas, pero con un factor común que era la violencia de género”.

El Centro de la Mujer junto al Municipio han realizado durante este mes una campaña de sensibilización con la realización de  actividades como una caravana de vehículos, una jornada de difusión en el mall Plaza Calama, la visita de usuarias del Centro a la mina de Codelco División Chuquicamata y una misa en memoria de los 39 femicidios ocurridos este año en el país.

Otras de las autoridades presentes en la ceremonia de certificación fue el acalde de la comuna, Esteban Velásquez Núnez, la directora provincial de Fundación Prodemu, Leslie Rojas, la directora de la Dideco del municipio, Cindy Trigo Espinoza, y la directora de la Dirección de Organizaciones Comunitarias del municipio, Conny Fabián Brito, entre otros.