Sernam extiende rango de acción a distintas necesidades de mujeres de la región

Publicado el 11/12/2014

* En rendición de Cuenta Pública Participativa, Sernam expuso el trabajo realizado este año y que incorpora la lucha por la desigualdad de oportunidades en ámbitos tan diversos como la inserción  de la mujer al trabajo remunerado y la maternidad juvenil.

La directora regional del Servicio Nacional de la Mujer -Sernam-, Marianne San Francisco Cerezo, afirmó que este Servicio ha ampliado su quehacer a la diversidad de necesidades que tienen las mujeres de la zona lo cual fue ratificado con las nuevas demandas que fueron planteadas en el acto de rendición de la Cuenta Pública Participativa 2014.

“Fue una jornada estimulante ya que gran parte de las nuevas necesidades de las mujeres estuvieron orientadas a plantear un mayor trabajo con las organizaciones de base, pero asimismo con una capacitación dirigida a materias relacionadas con las Artes y Oficios o en áreas del emprendimiento con cursos vinculados con la elaboración de Diseños de Productos”.

Agregó la población percibe al Sernam como una entidad que está preocupada por defender los derechos de las mujeres frente a un acto de violencia, pero asimismo como un organismo que se preocupa por la inclusión de las mujeres en el ámbito laboral, por la educación de las madres adolescentes y por atender las necesidades de las mujeres rurales e indígenas, entre otros temas.

“Para el Sernam el tema de género incorpora a las mujeres en su más variado espectro, ya que no existe un solo tipo de mujer. Y aunque parezca raro, el Sernam conlleva algunos componentes donde el foco de atención está también en los hombres a través, por ejemplo, de un programa encargado de reeducarlos frente a un hecho de violencia y en la corresponsabilidad familiar”, afirmó San Francisco.

GESTION DE CIFRAS

El Sernam, que existe en el país desde 1991, posee dos de sus programas más antiguos como son el programa Violencia Contra la Mujer -VCM- y el programa Trabajadoras y Jefas de Hogar -TJH-, los cuales para su materialización requieren del apoyo de los Municipios de Tocopilla, Antofagasta, Calama, Mejillones y Taltal. Algunas de estas entidades ejecutaron asimismo programas más recientes como el 4 a 7 - Mujer Trabaja Tranquila.

En el Programa VCM, al Centro de la Mujer de Antofagasta han ingresado a la fecha 619 usuarias, el de Calama, 306 y el de Tocopilla, 261. La Casa de Acogida de Antofagasta recibió a 50 mujeres, con 54 hijos e hijas; y la Casa de Calama a 25 mujeres con 30 hijos e hijas. En tanto que el Centro de Atención a Hombres que Ejercen Violencia tuvo 65 ingresos.

En la línea Mujer y Trabajo, el programa TJH fue ejecutado este año en Calama con 200 jefas de hogar, Mejillones con 65, Taltal con 130 y Tocopilla con otras 130. El programa 4 a 7 atendió las demandas de cuidado de hijos e hijas de mujeres que trabajan o estudian. Por eso la cobertura de Tocopilla alcanzó a 50 estudiantes, similar número en Antofagasta y Calama, de forma respectiva.

Para el caso del Programa de Atención y Apoyo a Madres Adolescentes -AMA- que fue ejecutado por la Escuela de Sicología de la Universidad Católica del Norte atendió a 150 jóvenes, entre hombres y mujeres.

Sernam asimismo trabajó en base a la realización de tres sesiones ampliadas y tres técnicas de la Mesa de la Mujer Rural e Indígena, cuyo aniversario número 12 fue celebrado en San Pedro de Atacama. En base a la Mesa Minera de Género, articulado junto a la Seremi de Minería, se realizó un diálogo con estudiantes llamado “Igualdad, género y trabajo docente, avanzando hacia una gestión moderna”, entre otras iniciativas.

La directora puntualizó que varias de estas acciones fueron realizadas en respuesta a los lineamientos contenidos en la Agenda de Género de la Presidenta Michelle Bachelet Jeria, y en base a las demandas propias de esta zona como fue la intervención en la reunión del Comité de Integración del Norte Grande de Chile y el Noroeste Argentino, donde fue abordada la problemática de la trata de personas.