Analizan cómo mejorar condiciones de empleabilidad de jefas de hogar de la región

Publicado el 30/12/2014

* Sernam trabaja por las jefas de hogar porque constituyen un grupo social altamente vulnerable. A esto se suma que la brecha salarial promedio entre hombres y mujeres, en igualdad de cargos, bordea el 30 por ciento.

En Encuentro Regional del Programa Trabajadoras Jefas de Hogar -PTJH- del Servicio Nacional de la Mujer -Sernam- analizaron lo que ha resultado un año de gestión y los planes que tiene el Gobierno para este 2015 a fin de mejorar sus condiciones de empleabilidad.

Las jefas de hogar de la región participaron este año de una fase de “habilitación laboral”, razón por la cual a partir del próximo año las usuarias que cumplan con esta capacitación proseguirán con cursos orientados a capacitarlas en oficios no tradicionales para mujeres y que estarán vinculados al programa Más Capaz del Sence.

Las mujeres que tendrán la oportunidad de proseguir en el programa Más Capaz provendrán de las mismas localidades donde opera actualmente este Programa: Calama, Mejillones, Tocopilla y Taltal y que, junto con la capacitación, tendrán otros beneficios como el cuidado de sus hijos e hijas y estímulos para el transporte, entre otros.

“Hay que destacar que este Programa es uno de los más antiguos que posee el Sernam en la región, junto con la atención a mujeres víctimas de violencia, transformándose Mejillones en la localidad más nueva en sumarse a esta iniciativa. Conforme pasa el tiempo van surgiendo nuevas necesidades que debemos atender, porque somos un Gobierno que debe recuperar la capacidad de diálogo con las diferentes comunidades de mujeres. Para cumplir con esta misión contamos con el apoyo de nuestros alcaldes y de entidades amigas como el Sence”, afirmó la directora del Sernam, Marianne San Francisco Cerezo.

Otro de los componentes que tendrá el Programa el próximo año se condice con optimizar el trabajo con las jefas de hogar que optaron por el trabajo dependiente y con las cuentan con una empresa propia por medio de la división de las gestiones administrativas al interior del PTJH. Cerca del 60 por ciento del total de las usuarias actuales optaron trabajar en la línea independiente.

El programa este año benefició a 525 mujeres de la región con prestaciones gratuitas en salud odontológica, alfabetización digital y en la participación en cursos como “Elaboración y mantención de paneles solares”, “Licencia de conducir clase B” y “Manejo básico de grúas horquillas”, junto con recibir orientaciones en materia legal y sicológica por parte de profesionales del Sernam, entre otros.

Las inscripciones para las nuevas jefas de hogar estarán abiertas en las Direcciones de Desarrollo Comunitario -Dideco- de cada municipio donde opera actualmente, a partir de enero próximo.

ENDEUDAMIENTO FEMENINO

Casi de la mitad de las consultas (45 por ciento) que ha recibido la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento de la región han provenido de mujeres (172) desde que comenzó a regir la ley 20.720 el 9 de octubre de este año, para que tanto las personas deudoras y sus acreedores se conozcan y puedan renegociar sus deudas.

Las jefas de hogar de la región fueron orientadas respecto de esta nueva ley que faculta a hacer uso de ella a las personas que tienen dos o más deudas vencidas por un monto total que supere las 80 UF. Lo novedoso es que al momento de comenzar el proceso de renegociación se detienen los intereses moratorios.

A septiembre de este año, Antofagasta es la región que ocupa el primer lugar a nivel nacional en cuanto a la mayor mora promedio, con un millón y medio de pesos, seguida de la región de Tarapacá.

A nivel nacional las mujeres superan con el 50,7 por ciento a los hombres con una deuda morosa, pero el valor de la cuota adeudada promedio (185 mil 319 pesos) es inferior al de los hombres (288.418 pesos), según detalla el informe “Deuda personal de deudores morosos” realizado por la Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián.