Ganadero de Socaire acusa mala intención en video que denuncia matanza de llamas

Publicado el 12/01/2015

* Aliro Plaza asegura que realiza faenamiento de llamas en ceremonias ancestrales y para autoconsumo. El ganadero no da crédito a denuncia que da cuenta de comercialización ilegal de la carne.

Como una acto de “mala intención” calificó el ganadero de Socaire Aliro Plaza, la publicación de un video en internet donde un grupo vegano da muestra de la matanza de llamas especificando que los fines de dicho faenamiento es comercial, y no así de autoconsumo como explicó él desde un comienzo al momento de haber sido contactado y embaucado por el movimiento animal, el cual para tener acceso a las imágenes expresó que se trataba de una investigación de tesis.

“Lamento que se esté alarmando a la ciudadanía con este tipo de video, y aunque es efectivo que se faenan a las llamas esto se hace para autoconsumo familiar, siendo esta una tradición de generación en generación como ocurre con otros animales en otras zonas del país, y donde se toman todos los resguardos necesarios para evitar el sufrimiento del animal. Dijeron que eran estudiantes y yo de buena fe los llevé al lugar donde tengo mis animales. Faenamos sólo un ejemplar y ellos me ayudaron. Les expliqué que esto además lo realizamos en ceremonias ancestrales y no me di cuenta que me estaban grabando”, manifestó el ganadero quien desde hace más de 30 años se dedica al manejo de ganado y venta legal de camélidos vivos para mejoramiento genético y producción de fibra.

Plaza además añadió que desde hace años trabaja en conjunto con el veterinario de San Pedro de Atacama, a quien solicita una vez faenado el animal y la respectiva inspección del profesional un certificado que da cuenta de que la carne se encuentra apta para el autoconsumo, cumpliéndose así con la Ley de Carnes que en el caso de los camélidos faculta a los veterinarios registrados en el Servicio Nacional de Salud con la entrega de este documento que además no autoriza la venta del producto.

Ernesto Pérez, veterinario de San Pedro de Atacama, explicó que “el procedimiento de beneficio del animal, entendiendo a éste como el sacrificio del animal, consiste en que los ganaderos me solicitan a mi como médico veterinario que les revise la carne para que ellos tengan la tranquilidad de que lo que van a comer esté bien. Hago la inspección de carnes y a la vez se les emite un documento que acredita que pueden comer la carne para autoconsumo. Sin embargo, ese documento no les faculta su comercialización y eso los ganaderos de la zona lo tienen claro sobre todo Aliro quien lidera una de las unidades de manejo animal que forman parte del Programa Camélidos que se ejecuta en Atacama La Grande, donde más de 150 personas están involucradas con el manejo de 3 mil 500 llamas”.

INCONSISTENCIA

El secretario regional ministerial de Agricultura, Jaime Pinto, expresó que “el video publicado presenta algunas ambigüedades con respecto a la zona donde centran la denuncia, ya que además de mostrar las imágenes del faenamiento realizado por Aliro Plaza, el cual se trata de un hecho aislado, muestra otros episodios que no corresponden al altiplano chileno sino más bien al país vecino de Bolivia y al extremo sur de Chile ya que se pueden observar en las imágenes la caza de guanacos, especie camélida que no habita en la Provincia de El Loa”.

La autoridad regional del Agro además dijo que “como seremía estamos empeñados en el desarrollo agrícola y ganadero en la región, y este tipo de denuncias irresponsables y de mala fe que no se realizan por los canales formales atentan contra el objetivo de desarrollar a este sector, desinformando y generando una sensación de que no existe fiscalización alguna y preocupación de la autoridad”.

A la fecha, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) no ha registrado ninguna denuncia oficial por el grupo animalista que levantó la denuncia ni por otra agrupación o persona natural. No obstante, la entidad dependiente del ministerio de Agricultura se encuentra recabando todos los antecedentes sobre la denuncia realizada por las redes sociales.

FISCALIZACIONES

Con respecto al expendio ilegal de carne de llama en restoranes de San Pedro de Atacama, la seremía de Salud es el ente fiscalizador que vela por la vigilancia epidemiológica realizando pesquisas ante cualquier riesgo que pueda significar problemas de salud en las personas, no sólo desde el punto de vista de la preparación de los alimentos sino que también desde la procedencia de aquellos productos que son carnios.

La seremi de Salud, Lila Vergara, explicó que “realizamos constantemente fiscalizaciones a los lugares donde se expenden alimentos para determinar que la procedencia de la carne sea clara y que tenga la certificación respectiva. Cuando recibimos denuncias sobre mataderos clandestinos acudimos para verificar en terreno la irregularidad. En septiembre del año pasado tuvimos una denuncia de este tipo y realizamos la fiscalización respectiva,  la cual terminó en un sumario sanitario y con prohibición de funcionamiento. Si los restoranes no logran demostrar la procedencia de la carne hacemos un sumario sanitario, podemos hacer prohibición de funcionamiento, y además decomisamos el producto”.