Gobierno potenciará fiscalización de recurso hídrico en Provincia de El Loa

Publicado el 06/02/2015

Dada la escasez del recurso hídrico que existe en la Provincia del Loa, el Ministerio de Obras Públicas a través de la Dirección General de Aguas (DGA) anunció que durante este año se potenciará la Unidad de Fiscalización y Medio Ambiente, con la contratación de nuevos profesionales.

 “Esto permitirá tener un mayor control y certezas, tanto al constituir nuevos derechos de agua como para asegurar la efectiva extracción del recurso y evitar la sobreexplotación o daño ambiental que se genere”, explicó el Seremi de Obras Públicas, César Benítez.

Por otro lado, Benítez señaló que dentro de las medidas que se han tomado en resguardo del escaso recurso superficial y de los usuarios, destaca que a partir del año 2000 el Río Loa fue declarado agotado por la Dirección General de Aguas, y en forma paralela se han ido regularizando en favor de las Comunidades Agrícolas e Indígenas, sus derechos de aprovechamiento de aguas, ello, principalmente en las comunas de Calama y San Pedro de Atacama, donde radica el mayor porcentaje de aguas superficiales existentes en la zona.

En ese sentido, el director regional de la DGA, Norberto Portillo, puntualizó que: “A través del Código de Aguas, se han  otorgado el 40 % de los derechos de aguas superficiales a las diferentes comunidades indígenas. Respecto a aguas subterráneas, los Derechos constituidos superan los 16.000 litros por segundo, principalmente en comunas en las que se verifica la constitución de aguas subterráneas, es decir Antofagasta, Calama y San Pedro de Atacama, cuyo uso principal, es el Minero”, puntualizó

Dentro de los resguardos que toma la DGA para proteger el recurso hídrico, considera diversos sistemas de control de extracciones, tales como transmisiones satelitales de las captaciones de empresas privadas sobre el Río Loa; y control sobre las aguas subterráneas en los diferentes acuíferos.

Asimismo, se encuentra en marcha el estudio denominado “Plan Estratégico para la Gestión de los Recursos Hídricos, Región de Antofagasta”, el que permitirá, entre otros, detallar la delimitación, identificación y disponibilidad del recurso en acuíferos.

Por otro lado, en el marco de resguardo ambiental, y a modo de ejemplo, el director regional de la DGA, Norberto Portillo, destacó que “hace poco informamos a la Superintendencia de Medio Ambiente, de medidas a implementar para el cumplimiento de Resolución de Calificación Ambiental, que aprobó en forma favorable un proyecto minero que extrae aguas desde el río Loa; en particular, la resolución establece que verificándose caudales mínimos en el río, la empresa debe devolver un cierto caudal; en razón de ello,  la empresa deberá reinyectar un caudal al río Loa de 21,5 l/s por un período de 60 días continuos”.

SITUACIÓN RÍO LOA

Para el caso específico del Río Loa, y tal como lo precisó Benítez, esta fuente fue declarada agotada para la constitución de nuevos de derechos de aprovechamiento de aguas, de carácter consuntivo, de ejercicio permanente y continuo el año 2000. En consecuencia, los grandes usuarios, (Codelco, FCAB, Aguas Antofagasta y SQM) tienen en el río dispositivos de control, de registro continuo y transmisión satelital para controlar las extracciones efectivas en sus captaciones a lo largo del Río Loa.

La propia DGA tiene estaciones satelitales a lo largo del Río Loa y otras fuentes para medir el recurso, no solo en cuanto a caudal, sino también en lo que se refiere a sedimentos, calidad química, y otros parámetros. Con fondos del FNDR se instaló en los principales canales de Calama Lasana y Chiu Chiu, instrumental para medir los caudales.

Dentro del proceso de fiscalización, la entidad  ha verificado diversas infracciones, que pueden ser: extracciones de aguas sin título, extracciones de aguas con título, pero en puntos no autorizados, extracciones de aguas con título, pero por caudales mayores a los autorizados, intervención y modificaciones de cauces naturales y artificiales, sin autorización y construcción de obras sin autorización.

Las sanciones a las que se arriesgan quienes sean sorprendidos realizando extracción ilegal de agua, pueden ser de orden civil y/o penal. Las sanciones civiles, pueden ascender hasta 20 UTM, y en el caso penal, las sanciones pueden ser de presidio, y multas de 11 a 20 UTM.

Por otro lado, para otras infracciones cometidas, las sanciones varían de 20 a 500 UTM o de 100 a 1000 UTA.