Vergel patrimonial atacameño de Paniri se levanta ante la adversidad en un trabajo conjunto de comuneros y organismos del agro

Publicado el 24/02/2015

* La presidenta de la Comunidad de Cupo, Sara Berna, aledaña al sector afectado señaló estar muy agradecida que las autoridades estén en terreno para evidenciar los daños y canalizar bien la ayuda

El villorrio de Paniri hallado en la falda del volcán del mismo nombre en el Alto Loa es un jardín atacameño de frutales, verduras y hortalizas de sabores, aromas y una fragancia que perfuma las terrazas y terrenos cultivables de un puñado de entusiastas agricultores. Una de ellas es Rosalía Copa que nació en Calama, pero su infancia la vivió en ese lugar que en los últimos años se ha visto cubierto de lodo y piedras, amenazando el valor patrimonial conservado por años desde los antepasados y abuelos que allí erigieron un Pucará que los protegió de ataques y visitas inesperadas.

La fuerza y energía del agua que violentamente descendió a principios de febrero por el cauce arrasó con dos estanques acumuladores que mantenían viva la agricultura tradicional del sector que de la mano de organismos públicos se trabajaba en su rescate turístico. Una fuente de la juventud o sala de sanación, más el recorrido por lugares identificados de alto valor histórico y patrimonial forman parte del circuito que hoy las intensas lluvias estivales intentaron borrar de este sitio.

Es por esta razón que Sara Berna, presidenta de la Comunidad de Cupo, más representantes de la Comunidad de Ayquina y algunos agricultores de Panire afectados se reunieron en terreno con el gobernador de El Loa, Claudio Lagos, el seremi de Agricultura y funcionarios de INDAP, SAG, CONAF, entre otros. Un esfuerzo integral que realiza el Gobierno por escuchar los problemas de la personas y darles una pronta solución a los pequeños agricultores que bastante sufren, realizando diariamente una tarea muy dura, trabajando éstas tierras, afirmó la máxima autoridad provincial.

El director de INDAP (s) Región de Antofagasta, Marcelo Miranda, contó que en lo inmediato “los equipos territoriales han estado en terreno, identificando los daños y se está trabajando en la solicitud de dineros al Nivel Central, por medio de un informe de Emergencia”. De esta manera, la autoridad regional del agro aclaró que “podríamos obtener recursos para la implementación de motobombas que es lo que se requiere en forma inmediata la puesta en operación del riego para preservar así los cultivos que están deficitarios en agua, más tarde suelos sumado los instrumentos normales que posee la institución”.

El seremi de Agricultura, Jaime Pinto, enfatizó que “más allá de la agricultura que actualmente se trabaja aquí hay un tema cultural y patrimonial en la forma de hacer agricultura que es herencia de todos los chilenos y sobretodo de las comunidades indígenas”. Así también, agregó que esta es una situación que “todos los funcionarios, especialmente los de INDAP han entendido y hay que reconocer el trabajo territorial que desarrollan ellos al llegar a estas localidades tan apartadas”.

Un equipo de profesionales en terreno liderados por el seremi de Agricultura y la Gobernación de El Loa en respuesta a las demandas de los agricultores que ven afectado el ingreso de recursos a sus familias. Con esto, se espera dar una pronta respuesta a sus necesidades sin dejar de estar alerta ante la presencia de cualquier nuevo fenómeno climático que amenace la zona, puesto que el invierno altiplánico podría nuevamente aparecer.