ESTADO DE LAS RUTAS DE LA REGION DE ANTOFAGASTA

Publicado el 27/03/2015

Ministerio de Obras Públicas a través de la Dirección de Vialidad informó que, la ruta Ollagüe se encuentra transitable con precaución. El paso de Jama, se habilitó de 11 a 15 horas, y este viernes se reevaluará su apertura dado que actualmente se encuentra con acumulación de nieve.

Los pasos Sico e Hito Cajón se mantienen cerrados.

Sobre las rutas nacionales, la Dirección de Vialidad logró restituir Ruta 5 Antofagasta-Taltal, con precaución en el kilómetro 1.142. Asimismo, la misma ruta a la altura de Pedro de Valdivia se encuentra transitable con precaución, sin embargo, en el kilómetro 1.542- 1544 se generó un socavón, lo que obligó a continuar el tránsito por desvío.

La ruta 5 Nudo Uribe-Oasis, transitable con precaución.

A la altura de Chacabuco, la ruta 5 está inhabilitada.

En tanto, la ruta 1, tanto de Tocopilla al norte como en el acceso a Taltal, se encuentra inhabilitada al tránsito y maquinaria espera normalizar en el día.

La Ruta 25 sector Oasis – Calama se encuentra transitable con precaución, dado que en el KM 66 – 85 se generó una corrida de agua.  A la altura de Sierra Gorda ejecución de pretiles y by pass.

 

OBRAS ALUVIONALES

 

Las obras aluvionales han sido fundamentales para sobrellevar la emergencia que afecta a la Región de Antofagasta, principalmente en la comuna de Taltal dado que por el gran caudal provocado por las lluvias, las siete pozas decantadoras lograron controlar la emergencia, retener sedimento y material aluvional, como también dar tiempo de respuesta para que la comunidad pudiese reaccionar, una vez que las aguas colapsaran las vías aluvionales y llegasen a la ciudad.

Esto permitió asegurar la integridad de la población, ya que el escurrimiento bajó en forma líquida con menor velocidad y con menor impacto.

Respecto a las vías aluvionales de Antofagasta, se encuentran funcionando normal. Solamente las quebradas Uribe y Farellones que no cuentan con obras de control aluvional, se produjo escurrimiento de agua, provocando anegamiento de población.

En Tocopilla las vías aluvionales funcionaron de forma normal y no se produjo ningún tipo de escurrimiento.

En las quebradas naturales al norte y sur de Tocopilla, se generaron pequeños aludes que afectaron a algunas viviendas aledañas a la quebrada.