Intendente Volta: “Terminó estado de Excepción para Antofagasta, pero no para Taltal”

Publicado el 28/04/2015

Cerca de 80 mil millones de pesos en reparación de calles, caminos, viviendas. Además del área económica (pequeñas empresas y mineros), se han invertido en la emergencia y posterior a ella.

Ejército continuará en Taltal hasta mediados de mayo, trabajando en favor de los ciudadanos.

Con la toma de razón de Contraloría y la  publicación en el Diario Oficial, se determinó el término del Estado de Excepción para la comuna de Antofagasta, en los hechos relacionados con el fenómeno climático que enfrentó la región el 24 y 25 de marzo pasado. La medida no afecta a Taltal, que administrativamente tiene para 30 días más con la medida.

El Intendente Volta y el general de Ejército, Claudio Hernández entregaron detalles de la medida, destacando lo oportuno de la toma de la decisión del Estado de Excepción y la coordinación asumida entre el Gobierno Regional con el Ejército que permitió actuar con prontitud y celeridad. Fueron acompañados por el Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas, César Benítez.

Quedó establecido que en el caso de Taltal, el Ejército permanecerá trabajando hasta mediados de mayo, especialmente en sacar el barro y limpiando las viviendas. “En el caso de Antofagasta, la ciudad rápidamente volvió a la normalidad. En Taltal todo está normalizado, con sus suministros básicos garantizados, con alumnos asistiendo a clases y con un trabajo del Gobierno Regional más allá de la emergencia. Ahora nos abocamos a su reconstrucción”, sostuvo el Intendente Volta.

En tal sentido, señaló que ya se aborda la limpieza de las piscinas aluvionales, se trabaja en el apoyo a las pequeñas empresas, a los ciudadanos y el Gobierno ha comprometido recursos para recuperar viviendas, reparar daños en Hospital y caminos que en toda la región superan  los 80 mil millones de pesos.

En la oportunidad, se entregaron detalles de las 50 mil toneladas de lodo y barro que se han retirado de las calles y hogares de Taltal, de las 220 mil toneladas que se encuentran en las piscinas aluvionales. Afortunadamente no tenemos que lamentar desgracias personales. A no ser por las piscinas aluvionales que cumplieron cabalmente sus funciones, otra cosa hubiera ocurrido si esas miles de toneladas contenidas habrían llegado a la población”, comentó el general Hernández.

También entregó un mensaje a los ciudadanos. “Somos nosotros los que tenemos que asumir el compromiso con las emergencias. Tenemos que saber qué hacer en caso de eventos. Si mi casa se llueve, tengo que antes que ello ocurra poner el plástico. No hay organismo que pueda repartir plástico en toda la ciudad de Antofagasta”.