Obras de riego en el sector Yalquincha de Calama mejoran al doble el uso del agua y su eficiencia

Publicado el 19/06/2015

Gran infiltración de agua, anegamiento e imposibilidad de germinación de cultivos y pérdidas de la producciones son los problemas que sufrían los agricultores de Yalquincha, puesto que contaban con la red antigua de canales sin ningún revestimiento y protección. Antonio Plaza, agricultor yalquincheño, representante del grupo del sector, contó que “perdíamos hasta la mitad de los 125 l/seg, haciéndosenos difícil el desarrollo agrícola que queremos realizar en el lugar”.

Agricultura que está basada fundamentalmente en los cultivos de alfalfa y maíz y que no lograba brotar, pero que comenzó a cambiar desde que se unieron y formaron un grupo de agricultores, postulando a un proyecto de riego asociativo. Una instancia que permite postular al revestimiento del ducto de agua, mejorando su conducción, evitando las infiltraciones y anegamiento, aprovechando el recurso, haciendo eficiente el agua y que esta vez agregó 302 metros en su cuarta etapa.

Un trabajo muy importante, manifestó la directora de INDAP Región de Antofagasta, Jannette Araya Villarroel ya que “es el lugar donde comienza la agricultura, el pulmón verde de Calama, son los primeros agricultores que comienzan a regar su alfalfa, su maíz”. Es más, la autoridad regional del agro, subrayó que “ser eficiente en la conducción del agua es fundamental para aquellos agricultores que están en el sector más abajo y así puedan aprovechar de la misma manera que lo hacen los de Yalquincha” sentenció.

Una situación que está acorde con el Plan para asegurar el agua para el país y que contempla un conjunto de acciones orientadas al corto, mediano y largo plazo, el cual considera para este año 105 mil millones de pesos a nivel nacional. Así lo manifestó el seremi de Agricultura, Jaime Pinto Flores, quién indicó “esta obra financiada a través de INDAP, nos llena de orgullo, ya que estamos cumpliendo con lo que plantea el Ministerio de Agricultura”.

Es más Pinto añadió que “generar obras de regadío, principalmente, apuntando a la agricultura familiar campesina se suma a una tarea que tenemos como región que es poder defender el oasis de Calama”. En este sentido es que el seremi remarcó que “es poder seguir manteniendo la agricultura y como ha dicho el ministro Furche es poder mantener las costumbres que están insertas en los agricultores de la zona”.

Una obra que se suma a un revestimiento intrapredial de 60 metros lineales que solicitó Antonio Plaza para su predio y que viene a solucionar el mismo problema y que deja en el olvido la falta de germinación de cultivos tradicionales. Un tema que se ha venido trabajando desde los inicios de este Gobierno y que formó parte de las medidas de los primeros 10 días y que permitirá más temprano que tarde la construcción de un país más solidario e inclusivo.