En Taltal trataron variantes de la violencia de género

Publicado el 03/08/2015

* La línea de prevención de la violencia del Sernam es un componente más de la oferta programática que entrega este Servicio en Taltal, junto con Buen Vivir de la Sexualidad y la Reproducción, Jefas de Hogar y Emprendimiento, y Mujer, Ciudadanía y Participación.

A fin de fortalecer los canales de información entre distintas organizaciones de Taltal que tienen entre sus funciones prevenir la violencia ejercida en contra de las mujeres, la línea de prevención del programa Violencia Contra las Mujeres del Sernam impartió un taller para sensibilizar en este tema y promover la formación de monitores y monitoras.

A la cita asistieron representantes de la Iglesia Bautista, programa Quiero mi Barrio, Fosis, Dirección de Administración de Educación Municipal -DAEM-, y programas de Sernam que son ejecutados en esta localidad como el Buen Vivir de la Sexualidad y la Reproducción, entre otros.

“Para tratar los hechos de violencia es determinante la organización de estas y otras instituciones pero así también, traspasar los principales lineamientos que tenemos como Gobierno en este tema, a fin de ampliar lo que entendemos como violencia ya no sólo lo que ocurre en el contexto intrafamiliar, y que fue un gran avance, sino que hacia otras manifestaciones como el acoso sexual callejero o la violencia obstétrica”, afirmó la encargada de la línea de Prevención del Sernam, Ana Fortt Morales.

Datos aportados por la Fiscalía Regional dan cuenta que en el primer semestre del año pasado fueron tramitadas 55 causas bajo el rótulo de violencia intrafamiliar. En el mismo periodo de este año suman 48, por lo que “se hace necesario redoblar nuestros esfuerzos para mejorar los mecanismos de denuncia”, afirmó Fortt.

FORMACION

La profesional del Sernam adelantó que a contar del próximo 17 de agosto comenzarán a impartirse en Taltal, Calama y Antofagasta cursos para formar monitoras y monitores comunitarios, los cuales tendrán una duración de 20 horas cronológicas, y cuyo propósito se basa en que cada participante replique a un mínimo de 30 personas los conceptos de prevención de la violencia.

Al finalizar el curso obtendrán su correspondiente certificado, ya que “este es un tema que si bien nace y se expande a través de las políticas públicas, para su plena consolidación, la comunidad en general tiene el poder más eficaz para erradicar este tipo de delitos”.