Gobernador Regional compromete financiamiento para dar término a la quema ilegal de basura y escombros en el sector La Chimba

Miércoles 21 de julio de 2021

Doce mil familias son las afectadas diariamente por el humo y malos olores generados por la intensa combustión que se emana desde el lugar.

Imagen foto_00000001

Esta mañana el Gobernador Regional, Ricardo Díaz Cortés, llegó hasta el edificio consistorial para reunirse con el alcalde, Jonathan Velásquez, el Delegado Presidencial, Daniel Augusto, entre otras autoridades públicas y del sector privado, a objeto de discutir y zanjar prontas soluciones que permitan terminar con la quema ilegal de basura y el excesivo depósito de escombros en el sector de La Chimba, ubicado al extremo norte de Antofagasta.

La máxima autoridad regional, primero que todo, agradeció la instancia pues la consideró como una "buena señal, para todos aquellos que somos representantes y aquellos que han sido designados, el de participar en este tipo de reuniones en pos de la comunidad".

Al respecto, Díaz fue enfático en señalar que cada vez que se realicen las reuniones con todos los organismos involucrados en el tema, se generen elementos observables y medibles de acción, con el fin de determinar un lugar dónde depositar los escombros a la brevedad. Asimismo, indicó que le solicitó al edil que "ojalá el Rescom lo pudiera administrar el municipio, pero claramente eso es algo que debe definir el alcalde", recalcó.

En tal sentido, el Gobernador Regional añadió que "nosotros estamos dispuestos a apoyarlo en el financiamiento de esa instalación, el financiamiento de proyectos, en la posibilidad de ir generando reuniones de planificación que permitan establecer en qué lugares debemos trabajar. También se hace necesario que proyectemos iniciativas de inversión que vayan pensando en el futuro de la región. Un ejemplo, es el proyecto de remediación que está hace tiempo en el Gobierno Regional y que nosotros podemos impulsar adecuadamente", destacó.

Medidas Urgentes

El Gobernador comentó que en un corto plazo se debe realizar limpieza en el sector, establecer un lugar con los permisos sanitarios pertinentes para depositar la basura e iniciar un plan de educación con la ciudadanía para ir utilizando y reutilizando la basura, con el objetivo de reducir la cantidad de material, además de instalar una perspectiva de sustentabilidad. Al mismo tiempo, trabajar con los recolectores del sector en un plan de reconversión laboral.

Por último, Díaz se refirió a la seguridad en el sector señalando que insta al Delegado Presidencial a utilizar los drones para ir fiscalizando a aquellos que botan la basura. "Sería bueno utilizar los mecanismos ya existentes, y dejar de insistir tanto en fiscalizar otras situaciones, cuando existen doce mil familias afectadas y que requieren una solución rápida", subrayó.

 Imagen foto_00000002